Inicio | Preguntas frecuentes | Contacto | Enlaces | Página internacional |
Quiénes Somos El Riñón Tratamiento y Cuidados Productos Calidad Pacientes Dónde Estamos
Elección de tratamiento
Acceso vascular
Hemodiálisis de baja permeabilidad
Hemodiálisis de alta permeabilidad
Hemodiálisis en línea
Tiempo óptimo de tratamiento y Kt/V
Diálisis aguda
Diálisis Peritoneal
 
Hemodiálisis de baja permeabilidad
La característica específica de la hemodiálisis (HD) es que es un tratamiento extracorpóreo, la sangre es bombeada a través de un filtro (dializador) con la ayuda de un sofisticado equipo (monitor o riñón artificial) para su depuración.

Durante este proceso la cantidad de sangre que permanece fuera de su cuerpo es aproximadamente la que cabría en una taza de té; para un tratamiento satisfactorio, se necesita una media de al menos 4 horas por sesión, generalmente en días alternos.

En el filtro, la sangre pasa a través de capilares muy finos que tienen una superficie esponjosa (membrana).

Las toxinas de pequeño tamaño que están en la sangre pasan a través de la membrana, pero los poros de la membrana no permiten el paso de moléculas mayores, importantes para el cuerpo, tales como la albúmina y las proteínas. Entonces la sangre depurada vuelve a la circulación normal dentro del cuerpo.

La membrana del filtro es un cuerpo extraño, y es importante que no cause picor, fiebre o reacciones alérgicas en el paciente. Actualmente existe un gran número de membranas “altamente biocompatibles” que resuelven problemas de este tipo; la más utilizada es la Polisulfone®, optimizada posteriormente con la producción de Helixone®.